Cataratas Argentinas

Cataratas Argentinas
"La patria, es mi infancia"
Lo que sucede a diario, relatos de lo cotidiano, de lo fantastico. Los anhelos, los recuerdos, lo que vemos, escuchamos, tocamos, degustamos, olfateamos.
La vida, el amor, la musica, los colores.

El llanto, la risa, los estímulos, las criticas.
La amistad, el futbol, la niñez.

Perico

Perico
"Para mirar las últimas entradas pinchar sobre el perico"

jueves, 18 de septiembre de 2008

"El plomero del Titanic"

La cantidad de páginas escritas al pedo son innumerables.

Vaya tres millones de pelotudeces, por “La Divina Comedia”.
Toda la discografía de Sabu, por “Café la Humedad, del gran Cacho Castaña” (ambos grababan en Music Hall que nada tiene que ver con las pastillas refrescantes).
Todos los films de Sandro y Palito por “Esperando la Carroza”.
Los discursos de los políticos y presidentes de los países de América por “la carta de despedida del Che”.
Los viajes por lugares exóticos del mundo por “dos horas en un cuarto con ELLA”.
La modernidad de un Honda Civic por “el baúl del Valian I”.
Los videojuegos más novedosos y modernos de la tecnología actual por “jugar un rato a la mancha venenosa”.
La visita, con beso en la mano incluido, al papa di Roma por “una caricia de papá”.

De este modo podemos seguir con mil sencillas comparaciones.

Es mucho más destacable “un pequeño gesto de De Niro”, que toda la acrobacia que pueda desarrollar Chuc Norris en un Film.

¿Alguien me va a negar que la "famosa cruzada de gambas de Sharon Stones" o “la desnudes, audacia, y gracia de Stefania Sandrelli en La Chiave” son más sensuales y sexuales, que la escena que se te ocurra de una porno?

Es más maravilloso leerle un cuento a tu hijo estando de campamento a orillas de un riacho”, que escuchar una conferencia de Paulo Coelho sobre la importancia del jabón de tocador, dictada en el Sheraton de Mar del Plata ante tres mil asistentes ansiosos de morfarse los saladitos preparado para la ocasión, luego de haber abonado los cien dólares para ingresar al coloquio.

Mucho más piola es comer una tostada con miel alcanzada por tu vieja” que un desayuno americano de trabajo en Tabac.

Es incomparable “en verano la frescura que brinda la sombra del nogal en mi jardín” con lo que se te ocurra.

Escuchar a Daniel Viglietti, sólo él con su guitarra y su canto” me llena de una emoción, que no siento al presenciar el concierto de la más fastuosa banda de música, en el lugar más majestuoso que nos imaginemos.

Por último, “el recuerdo de mi can desaparecido recientemente Curly” me llena de nostalgia que no se compara con la poca importancia que a veces siento por noticias que me tendrían que acongojar. Debería luchar para evitar que sucedan, sin embargo pasan y siento en este momento con mucho pesar que me chupan un huevo. Hay muertes y fatalidades que a priori, ME CHUPAN UN HUEVO. ¡No!!, no debería ser así. Tengo que luchar para cambiar el mundo y no aggiornarme a él.




Café la humedad, de y por Cacho Castaña.


Llegamos a las tres millones uno, ¿o no?

6 comentarios:

alguien dijo...

Este es mi nuevo Blog, al otro lo elimine, saludos ... y me mate de risa con el post del curriculum, no creo sea tan asi, naaaaaaaaa jajaja

Luis

Silvio dijo...

Bueno Luis.
Ojalá que el triunfo canalla de la otra noche te levante el ánimo y puedas seguir posteando cosas interesantes.
Te seguiré leyendo.
Saluti y avantti camarada.

Theodoro dijo...

Gracias por tu visita a mi blog, Silvio.

Me gustó tu blog.

Lo coloqué en mi blogroll, como "blogs amigos" en enlace permanente.

Alfredo (Theodoro)

antonia obiol y corcoll dijo...

he iniciado un nuevo blog, para complementar las ideas que no se pueden decir con la poesía y un poco tomando tu idea de esa pequeña patria que es nuestra infancia, he perseguido imagenes, sueños, colores que pueden tomar cuerpo en este blog... con el nombre de tonta lesa... Un saludo grande...

Silvio dijo...

Antonia.

Viajaré por tu infancia.
Saludo

pelicanopitekus dijo...

El cambio que hizo Cacho Castaña
desde "quieren matar al ladrón...",
hasta "Café la humedad" y toda su incursión en el tango,si duda fué un buen cambio.A pesar de la potente dulzura de su voz,me quedo con el polaco Goyeneche, aunque me pongan un fajo y la pampita de yapa.
Tan,tan...