Cataratas Argentinas

Cataratas Argentinas
"La patria, es mi infancia"
Lo que sucede a diario, relatos de lo cotidiano, de lo fantastico. Los anhelos, los recuerdos, lo que vemos, escuchamos, tocamos, degustamos, olfateamos.
La vida, el amor, la musica, los colores.

El llanto, la risa, los estímulos, las criticas.
La amistad, el futbol, la niñez.

Perico

Perico
"Para mirar las últimas entradas pinchar sobre el perico"

viernes, 11 de julio de 2008

"Fanático de El Super"

En esta vida me encanta hacer muchísimas cosas.
Jugar al fútbol, asar carnes para y con mis amigos, concurrir al cine sobre todo la matiné de los días de semana, escuchar música que decore el momento que estoy transitando, perder el tiempo junto a mis hijos en bellas actividades ociosas, ducharme luego de un día arduo de trabajo, hablar de fútbol, leer a Roberto Arlt u Osvaldo Soriano, Visitar el puerto de Mar del Plata, los domingos por la mañana tomar mate con Cris en nuestro lecho, en las medianoches escuchar a Dolina y su troupe, pasear por el Tigre, a la hora del crepúsculo beber un trago largo con ½ de Hesperidina y ½ de tónica con 2 roquitas de hielo y algunas pocas gotas de limón, ver fútbol en la cancha, tertuliar con amigos. Hay muchas otras cosas que me agradan pero algunas por pudor no voy a describir.
Si me dan a elegir, prefiero ver los capítulos del Superagente 86 por TV. Puedo afirmar que es lo único por lo que me siento fanático. A principio de la década del 70 me topé con ésta maravillosa serie en la pantalla blanca y negra del viejo canal siete; luego a través de los años y varias mudanzas por distintas emisoras mantuve mi fidelidad de telespectador.
“¿Me creerían si les dijera que los casi 120 capítulos los vi como 30 veces cada uno?... Bueno ¿Si les dijera que una docena de veces? … Bue, los vi una vez en blanco y negro alguna que otra vez en color.”
Los agentes de Control “Maxwell Smart” interpretado por el actor Don Adams, “la 99” por Barbara Feldon, y todos los que intervinieron en la serie, me sacaron carcajadas durante más de treinta años; aún hoy continúan causandome risotadas lo mismo que a mis hijas.
La tematica de la serial no sólo giraba en torno de satirizar a las series de espías de la época, recordemos el esplendor de 007, los agentes de Cipol, etc., sino a toda la sociedad norteaméricana, a su gobierno, pero sobre todo se burlaba de la guerra fría y el empeño de la Industria Cinematográfica de Hollywood en mostrar un mundo libre y bueno enfrentado a otro burocrático, totalitario y malvado.
La serie apareció entre 1965 y 1970; creada por Mel Brooks y Buck Henry quienes solo escribieron el primer capítulo, pero controlaron la calidad de todos los episodios.
“Control” había sido creada para combatir al Eje del Mal representada por la maliciosa “Kaos”.
Los gags y diálogos que se acumularon a lo largo de los años fueron muy graciosos, diría memorables.

Dialogo expresado luego de la muerte de un agente de Kaos.
99: ¡Oh, Max, qué terrible!
Maxwell: Él se lo merecía, 99. Era un asesino de Kaos.
99: A veces me pregunto si somos mucho mejores, Max.
Maxwell: ¿Qué estás diciendo, 99? Nosotros tenemos que disparar y matar y destruir porque representamos todo lo que es sano y bueno en el mundo.

Hay un capítulo en que el jefe es herido por un balazo dentro de un hospital. Para auxiliarlo la burócrata enfermera le exige en tono enérgico el carnet social o el abono de un arancel, ya que si no cumple en satisfacer estos requisitos se negará a atenderlo a pesar que el viejo se esté desangrando ahí mismo.
En el mismo capítulo hay un suceso en que a 86 lo deben trasladar en una camilla desde el Hall de un hotel a la ambulancia que se encuentra en la calle. Para ello deben atravesar una puerta giratoria donde ocurren peripecias que son desopilantes.

Maxwell con su ineptitud y desaciertos exasperaba al jefe. Otro dialogo.
Jefe: No tenemos pistas de dónde pueden ser capaces de infiltrarse. Podría ser incluso el Pentágono.
Smart: Tiene razón, jefe. Pero incluso si ellos pusieran un hombre dentro del Pentágono, eso no significa que él pudiera ser capaz de salir. Recuerdo que uno de nuestros agentes estuvo perdido allí por tres días.
Jefe: ¿Tres días? Max, ningún agente podría estar tan confundido.
Smart: Bien, déjeme ver. Fui un viernes...

La parodia se manejaba con maestría, hay capítulos enteros en el cual con ese estilo satírico homenajeaban a grandes films o series de la época como “Casablanca”, “el fugitivo”, “Bonnie y Clyde”, “Ironside”, “Los Vengadores”, “Dr. No”, “La ventana Indiscreta”, “Asesinato en el Expreso de Oriente”, “El gran escape”, “Misión Imposible”, etc.
Por Kaos pasaron decenas de malvados. “El asesino sonriente”, “La Garra o Gala”, “El Camaleón”, “El gran Gorro”, pero sobre todo se destacaron “Siegfrield” y su también germánico asistente “Starker.
También en Control hubo grandes apariciones como el Robot Jaime, el agente 44, el agente 13 que siempre estaba escondido en lugares inusuales, el burócrata e ineficiente Laramee, los distintos profesores o inventores, pero el que hizo una actuación soberbia fue Eduart Platt que interpretó al calvo jefe siempre víctima de los actos de torpeza de Max. A la 99 nunca se le conoció el nombre, solo después de casarse con 86 fue la Sra. Smart.
Los aparatos y armas que usaban tanto los de Kaos como los de Control eran muy especiales y bizarros. El estupendo “zapatofono” y el ineficiente “Cono del Silencio” son los más destacados. Otros fueron el revolver dedo, los labios artificiales que salvaron a Max de morir envenenado por un beso, la pata de palo que dispara, el emparedado teléfono, el cuello y las manos falsas, el violín rifle, la paleta de ping pong revolver, la bota de yeso granada, la pelotita de golf atómica, el encendedor que lanza gas venenoso, el pastel de cumpleaños explosivo, las pastillas suicidas de distintos sabores, el mosquito electrónico, un largo etc.
Max manejó dos autos durante los cinco años de serie. El que usó en los primeros años, fue un Sunbeam Tigre de 1965, rojo, en la quinta temporada condujo un Opel dorado, pero en los créditos de apertura de la 3ª y 4ª temporada manejaba un Karman Ghia azul.

Hoy se me ocurrió escribir sobre el SUPER, como lo llamamos en casa, ya que vi la nueva versión en el cine. Sorprendentemente el protagonista Steve Carell en la piel de Smart, salva gallardamente la ropa, sale airoso del desafío tan dificultoso que se le encomendó, dándole personalidad y un sello distintivo a su labor. Pero la historia naufraga y los personajes secundarios no acompañan del mejor modo al protagonista principal.
Este es el tercer largometraje; los otros dos lo tuvieron a Don Adams como protagonista, pero también fueron de escasa calidad y repercusión.
En 1980 junto a la participación de Silvia Kristel y Vittorio Gassman hicieron “la bomba que desnuda” y en 1989 para televisión con Barbara Feldon, Bernnie Kopell y varios del elenco de la serie original “Get Samart Again”

En 1995 reciclaron la serie para TV con Don Adams como jefe de Control y Barbara Feldon como la 99 ahora ex agente y Senadora; se destacaba el hijo de ambos Zach Smart, más torpe que su papá, cuya compañera en las misiones era la encantadora agente 66. Fueron pocas emisiones bien logradas, no obstante lo cual se levantó el programa presurosamente.
A pesar de las dificultades para hallar esta reposición, ya que no se emitió en la Argentina, guardo varios episodios que conseguí luego de buscarlos afanosamente.
“No me digan que no soy un fanático de esta serie”…
“Les pedí que no me lo dijeran”.

3 comentarios:

CATA dijo...

Si hacen clic en las fotos veran videos de la serie. El mejor de todos es el que se encuentra debajo de la caricatura de Max con su zapatofono. Es realmente extraordinario.

Anónimo dijo...

EL SUPER AGENTE 86, es una de esos tesoros que teníamos para evadirnos del mundo, en la niñez y tambien en la adolescencia,recuerdo expropiadole a Max latiguillos para despues hacerme le gracioso con alguna niña que era de mi gusto,pero claro no me daban mucho re sul ta do! La serie siempre la ubico en un lugar alto y profundo de mi corazón como la música de CREEDENCE únicos.



Luis Salinas

Anónimo dijo...

Tano.

Buenisimo. el super es, fue y será como lo describis en esta gran entrada. Realmente siento devosión por esta serie.
Te doy un dato. En los kioscos de revistas estan lanzando la serie original en DVD. son + o - 5 discos por temporada.

Saludos.

Quique