Cataratas Argentinas

Cataratas Argentinas
"La patria, es mi infancia"
Lo que sucede a diario, relatos de lo cotidiano, de lo fantastico. Los anhelos, los recuerdos, lo que vemos, escuchamos, tocamos, degustamos, olfateamos.
La vida, el amor, la musica, los colores.

El llanto, la risa, los estímulos, las criticas.
La amistad, el futbol, la niñez.

Perico

Perico
"Para mirar las últimas entradas pinchar sobre el perico"

martes, 14 de julio de 2009

Atardecer

Cuando chateo con mi amigo Luis Arenas, solemos intercambiar mensajes místicos, absurdos, estúpidos, delirantes. Hasta que alguno, generalmente él, exterioriza alguna frase, definición o texto que vale la pena ser transcripta.



"Por un astillado viejo vidrio, que a esta altura podría asegurar que ya nadie reparará, pues mejor aún, porque no deja de verter destellos de mil colores que se depositan sobre mi escritorio, y mi pensar lo borra de mi mente para ver sólo, azulinos rayos de fe emparentados tal vez con un mejoramiento de la salud de mi madre, que en vano es, pero confío. Mientras algunos saludan, otros gritan, otros se cubren con bayas y uniformados, para luego sí realizar los trabajos de una democracia que causa por momentos sólo gracia; nunca un político se ocupará de uno más débil que él mismo. Ese egoísmo termina por fatigarme, y alejarme de un mundo que inventa varias realidades, para confundir, para tajar al menospreciado ciudadano manso, que se rinde un viernes y despierta un lunes desvalijado de ilusiones simples. De pronto un rayo tiñiendo el pasillo de anaranjado y rojo, me descubre mirando tu figura acercándote hacia mí, la imagen es fuerte en su concepción, por eso la quiero llevar para guardar en ella la esperanza que alguien más llega a mi vida. Un nuevo ser y no es casualidad, como si la conociera desde siempre, algo trae en el timbre de su voz y el modo de expresarse; insisto, lo quiero conservar, un momento más para mi colección. La vida ... en fin, es una suma de momentos, los quiero disfrutar me hacen bien. Puedo ir al piano más tarde y buscar la nota justa para dar inicio al bosquejo de una nueva canción, ahora ya respiro en un crepúsculo fueguino, un extractor de humo que juega al iluminador, como el de una sala teatral; el color es prevaleciente, como si algo me ardiera dentro del corazón; ella ya no está, tal vez mañana la quiera escuchar; recuerdo que le prometí regalarle mis oídos para cuando se quiera desahogar. Aquí llega la noche es hora de partir."

Luis Arenas

3 comentarios:

antonia obiol y corcoll dijo...

Felicita de mi parte a don Luis...

Tardios besos

Geraldine dijo...

buenas....se puede?...nos hemos cruzado en el blog de verduro...he pasado a conocer el blog y me ha gustado mucho, sobretodo cuando son vecinos de país y de zona, te ofrezco intercambiar links y te invito a mi patético y negro mundo...beso grande!!

Silvio dijo...

Antonia. Luis tiene un 10 felicitado.
Los besos rara vez son tardios.

Geraldine.
Como no se va a poder. Acepto el inetecambio. Espero iluminarme con tu patetismo y negritud.
Besitos.